Hoy es

.

♣ Éste es mi Libro de Visitas, en el cual podéis dejar constancia de todo aquello que queráis. Perdonadme que no pueda contestaros personalmente porque son muchos los mensajes diarios que recibo pero quiero que sepáis que los leo con mucho orgullo y alegría ♣

EL ARTE DE MOONCHILD LJILJA

EL ARTE DE PYGAR DEVIANTART

♣ Hay más entradas en páginas siguientes. Podéis verlas pinchando en "Entradas antiguas" o accediendo a través del menú de la izquierda en "Seres Mágicos" ♣

sábado, 24 de mayo de 2008

EL BOSQUE DE LOS SUEÑOS, de Alberto Pellitero

Ayer llegué a un bosque. Lleno de rosas estaba. Rojas y verdes, de mil colores llenaba. Había una cascada con un río alrededor. De sus aguas brotaba una risa, un primor.

También había un árbol lleno de pasión. De sus ramas brotaban cien poemas de amor.

Allí vi un unicornio de un blanco color. Su piel era preciosa, su pelo un rayo de sol. Me subí a su lomo y empezó a trotar. Le salieron dos alas y se puso a volar.

Me lleva a su tierra, donde nace el amor. Allí seré libre, allí vivirá mi corazón.

© Copyright

POESIA FANTASÍA, de Cielo-o-Faro

Dirigía sus pasos hacia el lago mágico. Decían que había duendes, decían que había magos, brujas, sapos y unicornios plateados.

Image Hosted by ImageShack.us

No entendía la poesía, no entendía la fantasía, y mientras íba hacia allí, todos los habitantes del lago se escondían, todos estaban avisados. Quien no cree en la fantasía, quien no cree en la poesía, nunca vera a los habitantes del lago, ni vivirá aventuras fantásticas.


Al llegar al lago, no vio a ningún personaje fantástico. Lo del lago es mentira, lo del lago es una ruina, allí no se mueve nada, allí no hay ninguna vida.


Image Hosted by ImageShack.us

Y mientras la noche vencía al día, el lago en poesía se convertía. Los duendes bailaban con las brujas, los magos jugaban al escondite con los unicornios plateados, que corrían intentando no pisar a los príncipes convertidos en sapos.


Si por casualidad llegas al lago, y no ves ningun personaje fantástico, alomejor es que estan escondidos, o quizas estan dormidos, descansando de una noche poética, descansando de una noche fantástica.

domingo, 18 de mayo de 2008

EL HADA DEL BOSQUE. Poesía de Alexis Coald


¿Donde estará mi hada?
¿Estará acaso escondida en un rayo de luna?
Su canto es el aroma de amanecer,
su canto es rocío nocturno,
esperando al nuevo día.
La noche reposa,
descansa en prados silvestres,
mientras pequeñas luciérnagas,
son transformadas en farol.

Hace su entrada de gala,
su hermana el hada de la madrugada,
va pintando rocíos en las hojas,
y lagrimas de cristal,
en los pétalos de las flores.
¿Haz visto al hada del bosque le pregunté?
la he visto, me responde,
está allá en el río,
donde se hace presente la luna de plata.
Fui a su encuentro,
y la hallé danzando,
junto a unicornios azules,
es el hada del bosque,
la custodian los elfos,
y duendecitos del bosque.

Autor: Alexis Coald

EL ANGEL DE LOS NIÑOS

Image Hosted by ImageShack.us

Cuenta una antigua leyenda que un niño que estaba por nacer, le dijo a Dios:
-Me dicen que me vas a enviar mañana a la Tierra; pero ¿cómo viviré tan pequeño e indefenso como soy?

-Entre muchos ángeles escogí uno para ti, que te estará esperando: él te cuidará.

-Pero dime: aquí en el Cielo, no hago más que cantar y sonreir, eso basta para ser feliz.
-Tu ángel te cantará, sonreirá todos los días y tu sentirás su amor y serás feliz.

-Y ¿cómo entender que la gente me hable, si no conozco el extraño idioma que hablan los hombres?

-Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.

-Y, ¿qué haré cuando quiera hablar contigo?

-Tu ángel te juntará las manitos y te enseñará a orar.


-He oído que en la Tierra hay hombres malos, ¿Quién me defenderá?

-Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida.

-Pero estaré siempre triste porque no te veré más, Señor.
-Tu ángel te hablará de Mí y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia, aunque Yo siempre estaré a tu lado.
En ese instante, una gran paz reinaba en el Cielo pero ya se oían voces terrestres, y el niño presuroso, repetía suavemente:
-Díos mío, si ya me voy dime su nombre, ¿Cómo se llama mi ángel?

-Su nombre no importa, tu sólo le dirás: "Mamá"


- Autor Desconocido -

Image Hosted by ImageShack.us

MI HORÓSCOPO

VISITAS RECIBIDAS

DISFRUTAN DE LA MAGIA EN ESTOS MOMENTOS...